El churrero de Cádiz se fue de vacío