Una minera se lleva 3.000 € para tapar agujeros