Isidoro pincha en los 600 euros