Samanta rompe su ayuno: “El agua tiene sabor”