Lourdes y Makhtar, un amor más allá de la altura