Diego cumple su deseo de convertirse en Billy Elliot por un día