Así se ve el “encontronazo entre reinas” en el resto del mundo