Sin trabajo fijo, ni coche ni casa propia: el 40% de los jóvenes, en riesgo de pobreza