Tabarnia se presenta: Con bandera propia, síes, noes y a ritmo de los Beatles