Los vecinos de Bretón vieron movimientos extraños