Profesores y compañeros, afectados