El carácter egocéntrico del monje Saholín