Diez de las cámaras del Madrid Arena son falsas