Relojes de alta gama, cuadros y hasta carruajes...la subasta de los bienes incautados tras la operación Malaya está siendo un éxito