La familia real se despide de Mallorca