Alba Contreras: “No saludé a Wert porque me lo pedía el cuerpo”