El lujo y despilfarro de la trama Noos