El escolta del Duque fue pagado con dinero público