El príncipe Felipe cumple 45 años en el peor momento de la Monarquia