Jaume Matas no se libra de la imputación