Garzón: el juez juzgado