Amy gastó 1400 euros el día de su muerte