Un sindicato de policía lleva a la Fiscalía la presunta trama de comisarios con títulos de la URJC