Los manifestantes se concentran ante el camión encargado de trasladar las obras a Sijena