Antón Losada: “A una demanda política no se puede responder con palos”