El análisis del adiós de Rajoy: de las lágrimas a las horas posteriores