Las fronteras, blindadas ante un posible regreso de Puigdemont