Puigdemont reconoce que los mensajes a Comín son suyos: “Soy humano y hay momentos en los que también dudo”