Puigdemont, en la cabecera de la manifestación en Bruselas