Éstos son los casos que no habrían salido a la luz con la propuesta del PP de prohibir la acusación popular a partidos y sindicatos