Así son las precarias condiciones de los agentes desplazados a Cataluña