“Si hablas, tu mujer irá a la cárcel; si callas, Gallardón caerá”