La Reina también es abucheada