¿Rebeldes en el seno del PSOE?