Primeras imágenes de la Infanta, en Barcelona