Un pueblo de 500 habitantes tiene una deuda de 5,5 millones de euros