Corinna pudo cobrar el 3 % en cada colaboración con el Estado español