El Gobierno se desmarca de las declaraciones de Corinna