Un burdel de Lugo, centro de operaciones de tres tramas de corrupción