Arturo Fernández: “Bruselas no debe decirnos qué hacer con nuestros salarios”