Un alcalde en huelga de hambre para que sus vecinos no se queden en la calle