Adif y Renfe eluden responsabilidades del accidente