El difícil fin de mes de los pensionistas que cobran menos de 1.000 euros