Joan Baldoví califica como una “burla” la subida del 0.25% de las pensiones