Los tres vetos con las pensiones: no se revalorizarán más, se aplicará el factor de sostenibilidad y no habrá impuesto a la banca