6.000 euros, la brecha salarial entre las pensiones de hombres y mujeres