Los sanchistas desoyen a Ferraz y no cierran sus sitemas de crowdfunding