1.800.000 personas en España tienen serios problemas para poder comprar medicamentos