Bilbao, Toledo, Barcelona… los pensionistas vuelven a la calle