Los manifestantes juegan a las cartas en las vías del tren: así se vivió la huelga en Cataluña